Los Niños en Su Casa
Acerca de la serie Contáctenos Glosario Buscar Lr English
Inicio Temas Actividades Recursos Guía de episodios Aprendizaje Activo
Lucha libre infantil
Ejercicios
Tipo: Ejercicios   Habilidad: Destreza física & motorJuego & creatividadHabilidad social & emocional
Sabemos que el juego brusco es una parte normal del desarrollo y puede brindar una vía saludable para el juego físico e imaginativo. La actividad de hoy demuestra cómo un juego de lucha libre bajo techo puede promover el juego brusco, más que la agresión. Lucha libre infantil
¿Qué aprendemos?
Desarrollo de destrezas de motricidad gruesa
Autocontrol
Límites
Materiales o ingredientes
Una colcha o una alfombra acolchada grande
Tabla para afiches
Marcadores
Un medidor de tiempo
Campana o silbato
Direcciones
Antes de empezar, cree un afiche con reglas clara que los niños deben seguir cuando jueguen bruscamente. Obtenga la opinión de los niños sobre cuáles reglas deberían incluirse para que se sientan parte del proceso. Su afiche puede incluir reglas como: no patear, no jalar el pelo, no morder, no dar puñetazos, no arañar, y no ahorcar. Muestre el afiche y asegúrese de explicar las reglas para que todos los niños las entiendan.

Luego prepare su área de juego brusco definiendo claramente el espacio en el cual ocurrirá el juego brusco. Sería bueno que defina el espacio colocando una alfombra acolchada larga o una colcha.

Dé inicio al juego de lucha libre haciendo que dos niños se coloquen en los extremos opuestos de la alfombra o la frazada. Haga que los niños se encuentren en el medio y empiecen la lucha libre. Asegúrese de observarlos de cerca para asegurarse que los niños están siguiendo las reglas que se pusieron en el afiche.

Permita que el juego continúe, mientras que los niños se estén riendo, estén disfrutando, y no se estén haciendo daño físico. Uno puede usar un medidor de tiempo par que el juego dure sólo una cantidad predeterminada de tiempo. Si uno siente que algo se está descontrolando o si alguna de las reglas se rompe, toque la campana o sople el silbato, o simplemente pida “tiempo” para detener el juego. Los niños deberán regresar a sus esquinas en la alfombra o la frazada antes que usted decida que es seguro proceder.

No fuerce a que los niños se involucren en juegos bruscos. Sólo permítalo como un escape para aquellos niños que expresan una necesidad de involucrarse en juegos bruscos. Recuerde, el juego brusco puede ayudar a un niño a desarrollar su motricidad gruesa y el autocontrol, y a establecer límites.
Busque Actividades

Episodios relacionados
Juegos bruscos
Actividades relacionadas
Pelotas de nieve hechas de periódico
 
©?2007 Televisión comunitaria del sur de California. Derechos reservados.
RSS