Los Niños en Su Casa
Acerca de la serie Contáctenos Glosario Buscar Lr English
Inicio Temas Actividades Recursos Guía de episodios Aprendizaje Activo
Cómo enseñarle a su hijo a ir al baño
Para proveedores
Tipo: Para proveedores   Habilidad: Salud & seguridadDestreza física & motorHabilidad social & emocional
Ya sea que usted lo llame “entrenamiento para ir al baño” o “aprendizaje para el escusado”, enseñarles a los niños cómo defecar puede ser una tarea frustrante para los proveedores. Pero hay esperanza. Tenemos unos pasos libres de estrés para quitarle los pañales a su niño y ponerlo en el escusado. Cómo enseñarle a su hijo a ir al baño
¿Qué aprendemos?
No intente a muy temprana edad
Detecte si están preparados física, emocional e intelectualmente
Convierta el escusado en un lugar divertido
Materiales o ingredientes
Paciencia
Direcciones
Primero, usted necesita hacer que el baño sea un sitio divertido y cómodo. Los niños deben poder esperar sentarse ahí y ser capaces de divertirse. Coloque algunos libros, rompecabezas o actividades para colorear para que los niños tengan algo para hacer ahí que les guste.

Luego, presénteles un cronómetro. Haga que los niños se sienten en el escusado hasta que el la alarma del cronómetro suene. A los niños les encanta hacer cosas y les encanta que les tomen tiempo. El cronómetro dice, “Este es el fin”. Nuestra filosofía es hacer que los niños quieran pasar más tiempo en el escusado. Mientras que un niño está en el escusado, yo generalmente le leo un cuento con una voz muy animada. Justo cuando algo emocionante va a suceder en la historia, la alarma suena. Dígale al niño que usted continuará el cuento la próxima vez que vayan al escusado, ya sea más tarde ese día o al día siguiente. Coloque el tiempo para que dure 2 a 3 minutos y déle una recompensa al final, por haber tenido éxito en sentarse en el escusado por una determinada cantidad de tiempo.

Calcamonías, tatuajes temporales o inclusive un simple visto bueno en la mano del niño pueden ser una gran recompensa para él. Con un visto bueno en la mano, cuando usted ponga al niño a dormir en la noche, usted puede contar los vistos buenos y reforzar las cosas positivas que el niño logró ese día.

Usted debería llevar a los niños al baño todos los días, o inclusive un par de veces al días. Los elogios y el contárselo a otros le dejan saber al niño que usted está complacida. Inclusive contárselo a un oso de peluche o a una muñeca permitirá que el niño la escuche diciendo que el niño hizo un gran trabajo en el escusado.

Podría tomar algunas semanas o algunos meses antes que el niño esté completamente listo. Un truco para acelerar esto es darles un montón de comida salada y agua en un día en que usted sabe que van a estar en casa. Cuando los niños ingieren mucha sal y agua, 10 horas después tendrán que orinar, así que hay mayores posibilidades de que orinen en el escusado.

Recuerde, si usted coloca un escusado (o bacinica) encima de su retrete regular, usted necesitará proporcionar un banquito para sus pies. Todos necesitamos presionar nuestros pies contra algo para dar inicio a la defecación.

Los niños generalmente deberían estar entrenados para ir al baño a la edad de 3 años. Pero recuerde que los niños son diferentes. Una de las cosas importantes es tener niños que no estén constipados, así que una buena nutrición toma parte en esto. Asegúrese de prestar atención a la dieta y la comida que reciben los niños.
Busque Actividades

Episodios relacionados
Uso del baño
Actividades relacionadas
Los niños y la salud física
 
©?2007 Televisión comunitaria del sur de California. Derechos reservados.
RSS