Los Niños en Su Casa
Acerca de la serie Contáctenos Glosario Buscar Lr English
Inicio Temas Actividades Recursos Guía de episodios Aprendizaje Activo
Juegos bruscos

RSS
Estimada Alina,
Yo tengo niños muy activos bajo mi cuidado. Se la pasan haciendo maromas y jugando a la lucha libre. Siempre me preocupa que se vayan a lastimar o lastimen a otro niño. ¿Crees que los estoy sobreprotegiendo? ¿Debo permitir que jueguen de esta manera?
Terry , Montebello, CA
Consejos de Alina
Alina Rosario
Alina Rosario
Presentadora
  • Manténgase a cargo y establezca límites
  • Intervenga y guíe la energía de los niños
  • Interrumpa el patrón de juegos negativos
  • Apoye los juegos positivos
  • No prohíba los juegos bruscos automáticamente; úselos para resolver problemas.
Consejos de un experto
Aide Suarez
Aide Suarez
Maestra y psicóloga escolar
Hay una gran diferencia entre el juego brusco y el juego agresivo. El juego brusco es común y normal entre los niños. El juego brusco típicamente involucra actividades como correr, saltar por todas partes, pelea ficticia y el juego dramático. El juego agresivo se refiere al juego donde los niños intencionalmente hieren a otros en un juego o crean un juego donde alguien saldrá herido.

El juego brusco es muy popular entre los niños, especialmente entre los varones. Este tipo de juego les da a los niños la oportunidad de explorar las diferentes maneras de relacionarse y jugar con otros, y también cómo desfogar su energía. Estos tipos de juegos también le dan al niño la oportunidad de jugar con roles como el ser un policía, un bombero, o un vaquero. Es un juego creativo, físico y saludable.

Es importante recordar que el juego brusco requiere de una constante y directa supervisión por parte de los adultos. Un juego brusco puede escalar a un juego inseguro y es importante estar ahí para re-dirigir a un niño. Cuando un proveedor les da la oportunidad a los niños de jugar “juegos bruscos”, es importante que lo hagan en un lugar que esté libre de peligros y que se establezcan reglas específicas. Los niños necesitan saber qué es lo que pueden y no pueden hacer durante un “juego brusco”.

Los adultos generalmente tienden a ponerse incómodos cuando ven que los niños juegan rudamente. Estos tipos de juegos nos ponen nerviosos porque uno nunca puede estar seguro si el niño terminará haciéndose daño o si estamos permitiendo un comportamiento inapropiado. Tenemos que recordar que este tipo de juego es perfectamente normal y que los niños pequeños se pueden beneficiar haciendo ejercicio y desarrollando destrezas sociales y emocionales.

Los niños aprenden de las cosas que los rodean. A través de nuestro ejemplo ellos aprenden a comer, hablar y jugar. Si un niño ve programas de TV violentos o si tiene acceso a juegos de vídeo y de computadora con contenido gráfico y violento, él seguirá esos modelos.

Es importante vigilar qué es lo que los niños ven en la TV o usar la televisión como una herramienta de aprendizaje para enseñarles reglas y un comportamiento apropiado. Un proveedor puede hacerle saber a un niño qué es lo aceptable demostrando entusiasmo cuando se comportan apropiadamente y motivándolos a jugar de manera positiva.
Comentarios de proveedores
Graciela
Graciela
Proveedora por 8 años
Yo tengo un niño en particular al que le encanta jugar bruscamente con los niños mayores. Ya que es tan pequeño, él es el que termina herido generalmente. He hablado con sus padres para trabajar juntos en re-dirigir su energía y limitar la cantidad de programas de TV violentos que ve.

El juego del súper-héroe es un juego de doble filo. Uno no debería desalentar a los niños de jugar, pero uno también quiere que ellos sólo usen un comportamiento específico. Yo siempre vigilo el juego de cerca. La re-dirección es muy importante. Si veo que los niños se están descontrolando, les pregunto qué personajes son, o quién puede saltar más lejos o correr más rápido. También les hago saber que los súper-héroes salvan vidas y no le hacen daño a los demás.
Emma
Emma
Niñera por 9 años
Yo pienso que está bien dejarlos jugar bruscamente de vez en cuando, siempre y cuando uno tenga el tiempo para supervisarlos directamente y ser capaz de darles consejos. Por ejemplo, si están jugando a los Power Rangers y veo que se están poniendo muy bruscos, les hago saber que deben tener cuidado de no hacerse daño. Si no me gusta cómo están jugando, hago algo para distraerlos, como poner música y les digo que vamos a hacer ejercicio.
Grace
Grace
Proveedora por 9 años
Uno debe poner reglas para que ellos sepan qué es lo que está permitido. Si veo que los niños están jugando un juego que no me gusta mucho, entonces me paro cerca de ellos para asegurarme que no se vuelva peligroso. Creo que es importante que los niños desfoguen su energía, así que yo los motivo a correr, saltar, y hacer otros tipos de juegos activos. Uno debe vigilar cómo juegan los niños porque cuando se vuelven violentos, es reflejo de un comportamiento que han visto antes.

Lucha libre infantil Actividad del día:
Lucha libre infantil
Juegos bruscos Video del día:
Juegos bruscos
Temas: Juego y creatividad
Vea el índice
Vea más
Vea todos los temas
Foros
Episodios relacionados
El poder del juego (I)
El juego de superhéroe
El Juego Brusco
El Contacto Físico Afectivo
Recursos
The National Association for the Education of Young Children (NAEYC)
1-800-424-2460
PBS Teacher Source
Teacher QuickSource
 
©?2007 Televisión comunitaria del sur de California. Derechos reservados.
RSS