Los Niños en Su Casa
Acerca de la serie Contáctenos Glosario Buscar Lr English
Inicio Temas Actividades Recursos Guía de episodios Aprendizaje Activo
Matemáticas de Todos los Días

RSS
Estimada Alina,
A mis gemelos les gusta contar los comestibles mientras los guardo. ¿Hay otras actividades cotidianas que puedo usar para que aprendan conceptos de matemáticas?
Alicia Jiménez
Consejos de Alina
Alina Rosario
Alina Rosario
Presentadora
  • Hable sobre las oportunidades que existen en la vida diaria para usar matemáticas
  • Provea materiales concretos
  • Haga preguntas que tengan más de una respuesta
Consejos de un experto
Tisha Rivera
Tisha Rivera
Instructora de desarrollo infantil
Introduciendo matemáticas
Hay muchos conceptos de matemáticas que inclusive los niños más pequeños pueden aprender. Cada concepto tienen infinitas posibilidades de aprendizaje que pueden ser presentadas a través de actividades de aprendizaje simples pero significativas, como:

  • Clasificar (por tamaño, color, forma, etc.)
  • Seriado y tamaños (organizar en columnas, por tamaños, etc.)
  • Entendimiento de números y principios de conteo (contar, grupos, saber que el último número es el total, etc.)
  • Emparejamiento (en base a cualquier característica imaginable)
  • Comparar y contrastar (artículos individuales o grupos de artículos según muchas características)
  • Destrezas de organización (las cuales se correlacionan con el coeficiente intelectual)
Materiales
Los niños pueden aprender conceptos matemáticos en sus actividades diarias sin ningún material. Por ejemplo, si están parados en línea esperando salir afuera, las proveedoras de cuidado infantil pueden pedir que los niños que tienen algo puesto de color azul vayan al inicio de la fila o que los niños que tienen cremalleras usen otra puerta.

Además, cuando uno de los padres están en casa preparando sándwiches para la familia, él o ella puede pedirle al niño que le diga cuántas rebanadas de pan se necesitarán para una familia de cuatro. Luego corte los sándwiches por la mitad y pregúntele cuántas rebanadas hay ahora.

Crear un ambiente que enriquezca las matemáticas a través de los materiales que proporcionamos también es importante. Hay muchos materiales que son apropiados para enseñar matemáticas a los niños más pequeños. Por ejemplo:

  • Música (actividades de movimiento) que involucran números, contar, etc.
  • Libros que tienen rimas, repetición, o números
  • Rompecabezas que enseñan formas, colores, números
  • Juegos de mesa – contar, números, orden, secuencia, etc.
  • Juegos de cartas – números, emparejamiento, reconocer patrones, etc.
  • Materiales artísticos – pinturas, colores, y otros medios con sellos de formas, etc.
  • Manualidades – ensartar cuentas o cereal a través de cintas para zapatos o lana, por ejemplo, para crear patrones
  • Juego dramático – posibilidades infinitas de aprendizaje jugando a disfrazarse, juego de roles, etc.
  • Una bolsa para sentir y encontrar (donde se colocan objetos de diferentes formas y los niños tienen que adivinar mediante el tacto)
Además de proporcionar materiales, es importante recordar dar tiempo de sobra para que los niños exploren y aprendan de estos materiales y actividades. También deberíamos brindar apoyo para ayudar a los niños a ganar lo más que puedan de sus experiencias de aprendizaje – esté disponible para asistir si es necesario y haga preguntas que los ayuden a expandir su conocimiento.

Además, tenga en mente los niveles de desarrollo de los niños y sus temperamentos. Reconozca sus niveles de tolerancia (¿se están aburriendo o frustrando?) e intervenir según sea apropiado o necesario.

Experiencias cotidianas
Lo mejor es exponer a los niños a las matemáticas a través de las experiencias cotidianas. Los niños aprenden sobre el mundo y la vida a través de sus interacciones diarias con la gente y los objetos (usando su mundo social y físico). Los padres pueden involucrar a los niños en conversaciones acerca de cosas como la forma del cereal de su desayuno o de las hojas de los árboles, y señalando los colores. Los niños pueden hacer actividades simples como participar en una búsqueda de formas o colores, contar las partes de su cuerpo, limpiar el área de juego y clasificar/organizar los materiales apropiadamente. Cocinar es otra experiencia que enriquecedora de matemáticas (medir, contar, colores, tipos, etc.). Inclusive lavar la ropa puede enseñar conceptos matemáticos – clasificar por colores, por tipos de ropa, o contar calcetines. Hay un sinfín de actividades que realizamos durante el día que pueden beneficiar el aprendizaje de conceptos matemáticos de nuestros niños.

Introduzca las matemáticas desde temprano
¡La investigación nos ha enseñado que incluso los bebés de siete meses poseen capacidades numéricas fundamentales (como emparejar el número de voces que escuchan con las caras que ven)! Los cerebros de los niños pequeños están organizados para aprender estos conceptos. Es más fácil para los niños sobresalir en matemáticas durantes sus años escolares si la base se construye temprano en su desarrollo. Más tarde en la escuela y en la vida los niños necesitarán saber matemáticas para aprender otros materias como ciencias, estudios sociales, y las destrezas básicas para la vida. Por lo tanto, es vital preparar las bases para el aprendizaje futuro de las matemáticas desde una temprana edad.

Haga preguntas
Es importante que los adultos averigüen lo que los niños ya saben y luego construyan sobre ese conocimiento. Observe a los niños en su juego y actividades diarias y notará que ellos ya están conscientes y utilizan los conceptos matemáticos con regularidad. Por ejemplo, una niña podría estar comiendo con un compañero de juego y decir algo como, “¡Eddie tiene más galletas que yo!” O podría estar coloreando y decir, “¡Todos los crayones azules están rotos!” Siga la pauta del niño y vaya a su ritmo. Usted podría decir algo como – “¿Estás segura que Eddie tiene más galletas? Contemos las suyas y las tuyas para estar seguros” (el conteo y la comparación están siendo utilizados). Continúe la conversación y úsela como un momento de enseñanza. Por ejemplo:

  • Pídales que averigüen por qué algo es como es. ¿Cómo crees que eso pasó?
  • Dime qué podemos hacer al respecto (motive la solución de problemas)
  • ¿Hay algo más que podríamos hacer? (motiva a obtener más conocimiento)
  • Luego haga un seguimiento y revise. Haga más preguntas para aclarar, luego expanda en base a su conocimiento para introducir aprendizaje nuevo
Cuando los padres se sienten intimidados por las matemáticas
Es cierto que muchos adultos se sienten muy intimidados por las matemáticas en general. Sin embargo, es importante que mostremos una actitud positiva hacia las matemáticas para que nuestros niños puedan imitar esa actitud. Primero que nada, los padres pueden darse cuenta que las matemáticas son parte de las experiencias diarias de los niños.

Los niños más pequeños van a aprender los conceptos matemáticos mientras aprenden a interactuar con su mundo físico y social, y no teniendo lecciones formales como los niños mayores. Los padres pueden observar a sus niños y hacerles preguntas. Encontrarán que muchas veces los niños les enseñarán, y no viceversa.

Si los padres son conscientes que el uso de las matemáticas para resolver problemas ayuda a los niños a desarrollar su curiosidad, imaginación, flexibilidad, persistencia, independencia, y destrezas para resolver problemas de la vida real, entonces los padres tendrán más entusiasmo en su acercamiento a las matemáticas.
Comentarios de proveedores
Ana Cisneros
Ana Cisneros
Madre de dos niñas
Cuando vamos al supermercado, les digo a mis niños que necesito tres manzanas y cuatro plátanos, y ellos cuentan la fruta y la colocan en la carretilla. Cuando estamos en la cocina haciendo galletas o pasteles, les enseño sobre las medidas. Les digo que necesitamos tantos huevos o tantas cucharaditas, y ellos ayudan. También, cuando les pido cosas, les digo la forma, como “por favor pásame el juguete rectangular” o “por favor dame la pelota redonda”.
Ginny Aragon
Ginny Aragon
Proveedora por 34 años, madre de siete hijos
Cuando guarda las compras del mercado, usted puede señalar las formas de los diferentes artículos. Una caja de cereal es rectangular. Una lata de sopa es redonda. Hay mucha información sobre medidas en las etiquetas de las comidas. Usted puede señalar cuántas onzas hay y enseñarles sobre las medidas mostrándoles cuántas onzas hay en una taza.
Rosa González
Rosa González
Acaba de recibir su acreditación
Cuando los niños juegan en nuestra área de drama, tenemos objetos como una calculadora, dinero ficticio y una caja registradora. Los niños jugarán y harán como que compran cosas y, por supuesto, usarán las matemáticas para determinar qué comprarán y cuánto dinero les queda. Cuando estamos en el área de cocina y preparamos plastilina, les enseño sobre las medidas, cantidades e ingredientes.

Boliche Actividad del día:
Boliche
Matemáticas de Todos los Días Video del día:
Matemáticas de Todos los Días
Temas: Áreas de educación temprana
Vea el índice
Vea más
Vea todos los temas
Foros
Episodios relacionados
Aprendiendo a través de actividades cotidianas
Cocinar: Una actividad de aprendizaje
La Tarea Preescolar, Más Recuento Semanal
 
©?2007 Televisión comunitaria del sur de California. Derechos reservados.
RSS